El foro para hablar de vuestro semidios favorito.
 
ÍndiceRegistrarseConectarse
"HOLA NIÑ@S NUEVOS,PRESENTENSE EN EL TEATRO :3"

Comparte | 
 

 Cronica de los caidos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
hadito
Mortal
Mortal
avatar

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 21/12/2015
Edad : 25

MensajeTema: Cronica de los caidos   31/12/16, 06:28 pm

Capítulo 1

Tobías observo como el hombre se movía entre las sombras, dejándose envolver por ellas como si formaran parte de él, una fracción de tiempo fue suficiente para que lo perdiera de vista. Tobías dudo un poco antes de seguirlo, se adentró entre callejones cada vez más estrechos en pos del hombre, apenas alcanzaba a ver su chaqueta y su cabello negro y revuelto.

Desde la primera vez que lo vio cenando en la fonda de su abuela noto que era extranjero, tenía la piel blanca, ojos de un azul oscuro y un acento peculiar, como si arrastrara las palabras con repulsión  tratando de expulsarlas lo más rápido posible de su boca.

Lo siguió hasta que le dolieron las piernas. Alrededor solo había desierto; enormes cactus rodeaban a Tobías, a lo lejos un coyote aulló, un segundo coyote hizo lo mismo quizá como respuesta.  

El hombre se abrió paso por un camino que apenas y a aparentaba serlo, Tobías espero un poco antes de ir detrás de él. El camino era apenas una línea estrecha rodeada por cactus y plantas espinosas, de vez en cuando se topaba con un charco de agua revuelta con una sustancia negra parecida al petróleo.

Tobías distinguió la chaqueta del hombre a lo lejos, se había detenido y contemplaba el firmamento; el hombre estaba inmóvil a penas y se notaba su respiración. Los grillos empezaron a cantar, primero uno y después otro, hasta formar un coro. Tobías se ocultó detrás de un cactus de tronco grueso e imitando al hombre miro hacia el cielo.

Lo que vio lo dejo sorprendido; en el cielo 4 estrellas se alineaban con la luna; cada estrella tenía un color distinto: la más grande era de una tonalidad verde brillante, la siguiente tenía un color azul que recordaba a los océanos, las dos restantes tenían colores opacos con un brillo muy tenue, una era de color blanco y la otra negra apenas distinguible del oscuro cielo.  

Tobías contemplo con asombro el espectáculo hasta que escucho movimientos, rápidamente bajo la vista hasta el hombre, el hombre se mecía de un lado a otro con movimientos lentos e hipnóticos mientras entonaba una canción; la canción llegaba hasta los oídos de Tobías y se adentraba hasta instalarse en lo más profundo de su cerebro, cada estrofa de la canción le causaba un dolor inmenso.

Escuchaba voces hablando en idiomas antiguos, susurrándole cosas inentendibles que le calaban el cuerpo; la historia del mundo comenzó a deslizarse frente a sus ojos derribando todos los conocimientos que poseía acerca del mundo y su creación. Tobías grito, fue un grito tan alto que el universo pareció fragmentarse con él, después de eso todo fue oscuridad y silencio.
Volver arriba Ir abajo
hadito
Mortal
Mortal
avatar

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 21/12/2015
Edad : 25

MensajeTema: Re: Cronica de los caidos   11/06/17, 03:13 pm

Capitulo 2

Cuando Tobías despertó tuvo que sujetarse la cabeza por la punzada de dolor que recibió, tenía la boca seca con un ligero sabor metálico, se incorporó y miro a su alrededor recordando los sucesos de la noche anterior, miro al cielo pero solamente vio un cielo azul y despejado. Se puso de pie con dificultad y camino hacia el lugar en donde recordaba haber visto al hombre de negro.

El suelo del lugar ahora era de un color oscuro como si algo lo hubiera quemado, había rastros de la sustancia negra en pequeñas gotas, Tobías estuvo a punto de tomar un poco de la sustancia pero un escalofrió se lo impidió, el estar cerca de aquello le producía una repulsión y un temor casi primitivo. Un destello plateado llamo su atención; cerca del lugar brillaba un colgante redondo, Tobías camino hasta él y lo tomo entre sus dedos, se trataba de un círculo plateado con una luna llena en el centro y cuatro estrellas, cada una de ellas situada en los puntos cardinales.

Tobías puso el colgante alrededor de su cuello y lo metió debajo de la camiseta para ocultarlo de la mirada recelosa de su abuela, dio media vuelta y camino de regreso a casa. Le sorprendió el largo camino que había realizado siguiendo al hombre. Cuando por fin distinguió las casas coloridas del pueblo suspiro con alivio, se sentía agotado y sediento.

Cuando entro a la casa que compartía con su abuela descubrió una nota esperándolo sobre la mesa, su abuela le informaba que había ido al mercado y que se encargara de limpiar la fonda antes de su regreso. Tobías bebió agua hasta que sintió el estómago pesado y comió un par de galletas saladas, se dirigió a la fonda a unas cuantas calles de ahí y al llegar le sorprendió ver al hombre de la noche anterior esperándolo.

-no abrimos hasta la noche – fue lo único que atino a decir Tobías una vez que se encontró frente al hombre

-te estaba esperando chico, ¿podemos hablar dentro? Sí que hace calor aquí

Tobías dudo un poco pero al final decidió abrir la fonda y permitir que el hombre entrara.

-lo que viste anoche –empezó el hombre mientras se sentaba en una de las sillas – no fue más que una conjunción astral, ¿sabes lo que es eso? – Tobías afirmo con la cabeza inseguro, la voz del hombre lo ponía nervioso – yo soy un astrónomo, mi trabajo es documentar los astros.

-yo siento haber interrumpido su trabajo, no volverá a pasar

-claro que no pasara de nuevo – dijo el hombre, su voz se había vuelto más rasposa y acelerada.

Tobías vio como el hombre se ponía de pie y se dirigía hacia él, retrocedió hasta que su espalda choco contra la puerta de la fonda y trato de abrirla sin dejar de mirar al hombre. El hombre hablaba frenéticamente, sus palabras no podían distinguirse una de la otra. Mientras se acercaba su cuerpo parecía adquirir una tonalidad más oscura, su chaqueta comenzó a abrirse en varios lugares.

Tobías miro con horror como el cuerpo del hombre se iba transformando: de las aberturas de la chaqueta salieron disparados una serie de tentáculos de un color negro oscuro con destellos rojizos, su cabeza se había vuelto una masa gelatinosa que se movía con movimientos lentos. Sus piernas se hicieron más anchas rompiendo por completo los zapatos y los pantalones que vestía, las piernas del hombre eran también oscuras con una serie de pequeñas cuchillas cubriéndolas como si de vello se tratara.

Tobías se dio la vuelta aterrado y trato de abrir la puerta, cuando estaba a punto de conseguirlo sintió que algo le rodeaba la cintura y lo arrastraba hacia el interior de la fonda. Cuando bajo la vista soltó un grito mezcla de repulsión y miedo; uno de los tentáculos lo rodeaba con fuerza. La criatura que antes era solo un hombre, lo levanto por encima de su cabeza y con un segundo tentáculo comenzó a asfixiarlo rodeando su garganta.

Tobías comenzó a marearse le faltaba el aire y se sentía muy cansado. En uno de los movimientos hechos por la criatura, el colgante salió de la camiseta. La criatura lanzo a Tobías lejos de si como si de pronto Tobías fuera algo peligroso.

Tobías cayó al suelo golpeándose la cabeza, sentía una energía recorriendo su cuerpo, una energía que comenzaba en su pecho y lentamente bajaba y subía, miro hacia su pecho y vio que el colgante brillaba con una luz tenue azulada.

Tobías se puso de pie y se lanzó contra la criatura sin pensarlo dos veces, descargo un puñetazo contra el rostro de la criatura y retrocedió. La criatura dio un chillido y dio un par de pasos hacia atrás, chocando contra algunas sillas. La criatura se recuperó rápidamente y se lanzó de nuevo contra Tobías.

Tobías se hizo un lado antes de que la criatura lo golpeara de lleno pero no logró esquivar de todo el impacto; uno de los tentáculos golpeo su pecho y lo lanzo nuevamente al suelo. La criatura aprovecho el momento y sujeto a Tobías con sus tentáculos de nuevo. El crujido de las costillas de Tobías quebrándose inundo la fonda.

Los fragmentos de costilla se clavaban en Tobías cada vez que respiraba, se sintió perdido. La criatura se preparó para atacar una última vez. Tobías vio que la criatura se abalanzaba sobre él, cerró los ojos y espero el final.

Una ola de calor inundo el pecho de Tobías seguido de un estruendo parecido a una explosión, después siguió el silencio. Cuando Tobías por fin se atrevió a abrir los ojos se dio cuenta de que la criatura había desaparecido, unas cuantas sillas desordenadas eran el único testigo de lo que había sucedido. Tobías se incorporó y vio el colgante tiro a su lado, estaba partido en dos.
Tobías se levantó y miro por una de las ventanas, todo parecía completamente desierto, sin rastro del hombre ni de la criatura en la que se había convertido. Al mirar al cielo vio que este se había vuelto de un color rojo sangre y un par de criaturas volaban de un lado en otro.

Volver arriba Ir abajo
 
Cronica de los caidos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» THE PENTAGRAM FEST: Crónica
» SADIXMO FIGHT! 10 y 17 ABRIL
» Devilfest '12 sábado 28 abril
» FELIPOP 2012
» SWR BARROSELAS METAL FEST 2012: Crónica

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Percy Jackson Spain :: Contenido del Foro :: Nuestra Literatura-
Cambiar a: