El foro para hablar de vuestro semidios favorito.
 
ÍndiceRegistrarseConectarse
"HOLA NIÑ@S NUEVOS,PRESENTENSE EN EL TEATRO :3"

Comparte | 
 

 Las hermanas de los ojos color mar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Las hermanas de los ojos color mar   09/04/13, 01:50 pm

Resumen: Amy, de doce años, ha perdido a su madre en un accidente de coche que pudo no ser tan accidental, desde entonces vive con sus hermanas Michelle, de seis años, y Sarah, de tres meses, en una de esas casa grandes de Brooklyn con su abuela.
Etiquetas: Amor, acción...
Curiosidades: No pongo usuarios del foro como personages.
CAPÍTULO 1
Esa mañana me despierto al oír un ruido en mi puerta, algo así como una vocecita susurrando, miro el reloj y veo que solo es la una de la madrugada. Agudizo el oído, si, ahora lo oigo más claro es una voz como de niña pequeña que dice algo mientras golpea mi puerta flojito, por si estoy dormida supongo, pero me ha despertado de todos modos, tengo el sueño muy ligero.
- Amy ¿Sigues dormida? ¿Puedo pasar porfa? He tenido un sueño feo otra vez, tengo miedo.
Reconozco la voz de Michelle, mi hermana de seis años.
- Si Michelle, entra, no pasa nada cielo.
Entra, me da las gracias y se acurruca conmigo en la cama, en menos de un minuto ya se ha dormido otra vez.
Tiene pesadillas casi todas las noches desde hace mes y medio, desde el accidente de coche en el que mamá murió, desde el mismo día en que nos tuvimos que ir a vivir con la maniaca de nuestra abuela, nunca le caímos bien. Creo que en parte le caemos mal porque ella siempre dice que papá le arruinó la vida a mamá, supongo que yo y mis hermanas le recordamos a él, según mamá nos decía siempre “Sois todas clavaditas a él”.
Todavía tengo la sensación a veces de que en cualquier momento mamá entrará por las estúpidas puertas de doble hoja de mi cuarto, con la pequeña Sarah, de tres meses, en brazos y una maleta con nuestras cosas en la mano y dirá algo así como “Levántate de la cama y vístete, que ya va siendo hora de volver a casa Amy”.
Pero eso no va a pasar, porque mamá está muerta. Por veces y veces que lo repita no llego a creérmelo. Por mucho tiempo que pase no llegaré a acostumbrarme a este maldito segundo piso que Michelle, Sarah y yo compartimos en esta dichosa casa enorme, en la que solo vive mi abuela, que casi nunca sale de su cuarto en el primer piso, supongo que para vernos lo menos posible.
Todavía me duermo algunas noches recordando la sonrisa, los ojos azules y el pelo rubio de mamá, pero esta noche me duermo pensando en Michelle, que cumple los siete dentro de tres días.
Esa noche sueño con un enorme prado verde rodeado de edificios de distinto tamaños y colores, pero todos se parecen a las fotos del Partenón de mi libro de sociales. Yo estoy corriendo hacia ese prado, con mis hermanas de la mano y tengo mucho miedo, porque algo me persigue, no llego a ver qué es, porque en ese momento caigo al suelo en el sueño y me despierto asustada. Miro el reloj, son las siete, Michelle ya no está, se habrá vuelto a su cuarto.
Me levanto y me veo reflejada en el espejo de mi tocador, estoy blanca como la cera y tengo cara de llevar un susto tremendo y pelos de haber metido los dedos en un enchufe. Mi largo pelo negro está revuelto y crea una especie de nube gigante alrededor de mi cara, mis ojos entre verdes y azules, ese raro color que es el mismo que el de mis hermanas y que mamá llamaba orgullosa “verde mar”, están brillantes y húmedos, mi cara surcada por las lágrimas. Por lo visto estoy llorando, no pienso en ello. Cojo mi ropa, mis zapatillas y me voy a duchar. Levanto a las pequeñas, las visto, nos preparo el desayuno y salimos disparadas, porque si no lo hacemos llegamos tarde. Dejo a Michelle en el colegio y a Sarah en la guardería y me voy al instituto donde curso 1º de ESO pesando en que ese iba a ser un día muuuyyyy largo.
No podía ni imaginar la razón que tenía, ese se convirtió en el día más largo de mi vida.
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   14/04/13, 05:39 am

Esta bastante bien!! ^^ ya tengo ganas de ver hacia donde va tu historia, buen principio Smile, continuala!!

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   14/04/13, 01:34 pm

Gracias or los comentarios de animo!!


CAPÍTULO 2
Al llegar me senté en mi mesa y saqué mis libros, libros que no iba a ser capaz de leer en menos de unas dos horas por culpa de la dichosa dislexia, aunque tampoco dispongo de esas dos horas, ni tengo la paciencia de pasármelas sentadita en una silla, según el médico eso era por la hiperactividad, tenía un nombre más largo, pero no me sabía, al ser siglas las letras se confundían las unas con las otras y lo acababa diciendo siempre mal.
Las clases fueron igual de aburridas que siempre y en el recreo me senté en el suelo a comerme mi bocata, casi nadie se lleva conmigo en clase, quiero decir, la gente me habla y tal, pero solo lo hacen porque en teoría soy rica y porque tengo un piso de mi casa entero lleno de camas elásticas, consolas, pinball, futbolín y cosas por el estilo que mi abuela nos compró a mis hermanas y a mí, lo hizo porque cree que el dinero da la felicidad, por eso y porque así nos pasamos el rato en nuestra zona y casi no la vemos el pelo en todo el día; por lo visto también me ha regalado una Visa oro por eso, para que me vaya de tiendas y la deje en paz.
Cuando era cría mamá me dijo que a la abuela no le gustaba estar con la gente porque echaba de menos al abuelo, que murió cuando ella aún no había nacido, mamá me dijo que las mujeres de la familia éramos algo así como un montón de Julietas enamoradas de Romeo equivocado. Yo acababa de cumplir los trece hacía un mes escasito y, gracias a Dios, aún no había encontrado al pronosticado Romeo incorrecto. Entre sueños así se me pasó la mañana y fue hora de salir.
Salí por la gran puerta del instituto y comencé a andar por las estrechas callejuelas y callejones que eran mi pequeño atajo para llegar al colegio de Michelle, de pronto me pareció ver algo raro entre las sombras que se movía muy rápido, me dije que lo más seguro era que me lo hubiese imaginado, pero al cabo de un trecho allí estaba la sombra otra vez, así que eché a correr lo más rápido que pude, hasta que tropecé con una lata oxidada de Coca-Cola y me caí al suelo, sabía que aquella cosa estaba demasiado cerca como para poder correr o levantarme siquiera, así que me di la vuelta en el suelo para poder ver al menos la cara de aquella cosa.
Era una especie de perro gigantesco y baboso, que cuando se disponía a quitarme la cabeza de un bocado, simplemente se disolvió en polvo, detrás pude ver a un chico de más o menos mi edad, alto, guapo, de pelo y ojos oscuros, y lo más raro de todo: tenía una espada negra enorme en la mano, que guardó en una funda en su cinturón.
El chico, que no parecía confundido en absoluto, me agarró la mano y me ayudó a levantarme.
-Estás bien? – Me preguntó preocupado – Esa ha sido una mala caída.
-La verdad es que me duele bastante un pie.
-Déjame ver – Dijo, a la vez que me miraba el tobillo – Creo que te has torcido el tobillo, hay que ponerle hielo.
-Como estas tan tranquilo?
-Qué?
-Le has clavado una espada a un perro gigante que trataba de matarme! Eso es muy raro, pero a ti parece que no te afecte.
-Ya, es una larga historia.
-Me la cuentas igual, que me sobra tiempo, pero primero tengo que recoger a mis hermanas del colegio.
-Vale .Necesitas ayuda para andar?
Sin esperar respuestas me rodeó la cintura con un bazo y comenzó a ayudarme.
-Gracias… Esto…Como te decías que te llamas?
-Nico DiAngelo. Y tú?
-Amy Sheperd, encantada.
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   20/04/13, 05:09 am

Siguiente capitulo! El cuatro ya está en marcha!
Se haceptan sugerencias, críticas (Aunque sean malas, si no gusta, me decís),preguntas, dudas...
En fin, todo lo que querais.
Gracias por leer mi historia.

CAPÍTULO 3
-Sabes esas historias de la mitología griega?
-Las de los dioses del Olimpo y los monstruos y eso?
-Exacto
-Si, por?
-Porque son reales.
La respuesta de Nico me golpea como un mazazo, incluso ahora, mirando el techo del autobús que nos lleva de Washington a New York, sus palabras se repiten incasablemente en mi cabeza, no hay margen de error, eso es exactamente lo que dijo.
Nada más recoger a mis hermanas fuimos a casa y Nico me dio a beber de una cantimplora, sabía exacto al batido de fresa que hacía mi madre, solo que el de mi madre no curaba tobillos torcidos. Después nos contó a Michelle y a mi que uno de nuestros padres era un olímpico. A Michelle le parecía una pasada, a mi no tanto. Así que le dijimos a la abuela que nos íbamos de campamento (lo cual no era totalmente falso), le pareció bien. Hice un par de mochilas y compramos cuatro billetes de autobús, nos sentamos los cuatro juntos en la última fila.
Eso explica porqué estaba desvelada atrapada entre dos personas totalmente dormidas, tenía a Nico roncando apoyado en mi hombro derecho y a Michelle babeando en el izquierdo.
Me estaba hartando de darle tantas vueltas a lo mismo, así que apoyé mi cabeza en la de Nico y me quedé totalmente dormida.
Unas horas después Nico me despertó, diciendo que solo quedaba media hora de viaje para llegar.
- Has dormido bien? – Me preguntó
- Perfectamente,
- Genial, te va a hacer falta estar muy despierta.
- Como no me despertaste antes?
- Me desperté justo cuando acababas de dormirte, así que no me moví, pensé que necesitabas descansar.
- Vaya, muchas gracias. – Le dije.
- No es nada.
A lo mejor me lo imaginé, pero juraría que se puso un poquitín colorado al contestar.
- Oye, solo por curiosidad, ¿Cuántos años tienes? – Le pregunté
- Cumplí catorce hace dos meses ¿Y tú?
- Yo los cumplo el mes que viene.
- Que día?
- El 16 de julio ¿Por?
- Curiosidad.
En ese momento Michelle se despertó y mirando por la ventana nos dijo, muy emocionada:
- Mirad! Eso en New York? Es enorme!
- Si – Le contesté – A mamá le habría encantado verlo.
- Está de viaje, o algo así? – Preguntó Nico – Porque hay postales…
Se cayó al ver que yo me quedaba muy seria y a Michelle se le humedecían los ojos.
- Mi madre no está de viaje – conseguí responderle – Murió en un accidente hace mes y medio, por eso vivimos con mi abuela.
- Lo…lo siento, yo…mi madre murió cuando era pequeño…si lo hubiera sabido no habría dicho eso… Lo siento mucho chicas!
- No pasa nada, de verdad – le dije – Solo… no pasa nada, déjalo.
En ese momento el autobús paró y nos levantamos, cogimos la sillita de Sarah y nos bajamos.
Curiosamente mi pequeña hermanita sonreía a Nico desde su carrito, y digo curiosamente porque normalmente no se llevaba bien con la gente que no conocía, quizá Nico tenía ese don, gustarle a todos. A lo mejor era por esa mirada sincera en sus enormes ojos marrones, o el hecho de ser guapo, o el hecho de serlo y no parecer saberlo, pero ese chico me caía genial, nos conocíamos de hacía menos de 24 horas y, curiosamente, era mi mejor amigo.
¿Raro eh?
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   23/04/13, 12:54 pm

Ya llebo 6, pero los cuelgo de 1 en 1 vale?
Así os dejo con el misterio!
Si alguien comenta ol algo casi mejor! Me siento un poco como una loca hablando sola Embarassed
Gracias por leer mi historia! :chopsuey:

CAPÍTULO 4
Bajamos a la estación de autobuses, que estaba abarrotada, y Nico nos guió por una calle lateral hasta la entrada de un callejón.
- Quedaos aquí, vuelvo enseguida vale? – nos dijo.
- No, no quiero, me da miedo que haya un malo esperando en ese callejón, además, para que quieres entrar ahí? – le respondió Michelle muy seria.
- Punto uno, – dijo el – no hay un malo ahí dentro; punto dos, voy a mandar un mensaje a un amigo, para que nos mande transporte.
- Yo quiero ir contigo! No es justo, como soy bajita siempre me dejan fuera!
Michelle parecía realmente cabreada.
- No eres bajita, eres pequeña, Amy es bajita, tú tienes seis años. – le contestó Nico muy serio.
Tenía razón, en realidad no mido mucho más de 1´50, le llego poco más o menos a la altura de los hombros, pero creí que había que darle la razón a mi hermana, si no a lo mejor se enfadaba más y le pegaba una patada o algo así, y yo no quería que lo hiciese.
- Y si entramos todos? No pasaría nada no? – pregunté.
- No, no creo, a lo mejor le extraña un poco pero… qué más da! Entramos todos! Venga!
Entramos en el callejón y Nico cogió una manguera del fondo, la abrió y creó un arco iris.
- Ala que chulo! Amy, mira, tu novio sabe hacer arco iris! – gritó Michelle emocionada.
- No somos novios! – Gritamos los dos a la vez. Nos miramos y nos pusimos como un tomate.
- Da lo mismo, esto no es lo que más mola, ya verás.
Cogió una moneda de oro del bolsillo de sus vaqueros y la lanzó al arco iris, esperé a verla caer del otro lado, pero eso no pasó.
- Diosa Iris acepta nuestra ofrenda. Percy Jackson, campamento mestizo. – dijo Nico.
En ese momento se formó una imagen en el arco iris, como si fuera una video llamada, de un chico de unos diecisiete años más o menos, totalmente dormido.
- Percy, arriba! – gritó
El aludido se calló de la cama con un grito de sorpresa.
- Nico? Que quieres? Qué hora es?
- Buenos días Percy, son las ocho y cuarto de la mañana y aquí mis amigas y yo necesitamos una ayudita.
El tal Percy pareció darse cuenta de nuestra presencia en ese momento. Tenía los ojos de un color parecido al mío y el pelo oscuro, era bastante alto y parecía que aún estaba medio dormido.
- Que clase de ayudita?
- Una con alas y recorrido New York – Campamento. Por favor!
- Si hombre ya van! Tres o cuatro?
- Creo que casi mejor cinco.
- Vale, pero no me vuelvas a llamar tan temprano, hazme el favor!
El chico dio un manotazo al arco iris y el mensaje desapareció.
- Ya tenemos transporte. – dijo Nico convencido.
- Tu amigo nos viene a buscar? – preguntó Michelle.
- No, anda mira tú que rápido han venido hoy!
Al principio no entendí porque miraba al cielo, hasta que me di cuenta de que algo venía hacia nosotros, ese algo no era un pajarito, eran cinco caballos con alas, que aterrizaron a nuestro lado escasos segundos después.
Nico se sentó en uno negro, el único negro que había, Michelle se sentó en otro, en un tercero colocamos las mochilas, en un cuarto la sillita de Sarah plegada y en el último me senté yo con Sara en brazos.
Los caballos levantaron el vuelo, yo estaba asustada, asique cerré los ojos.
- Mira el rio! – Me gritó Nico – En serio abre los ojos, esto es una pasada!
No sé por qué, pero le hice caso, y la verdad, tenía razón, el paisaje era precioso.
Al cabo de un par de minutos llegamos a un prado y los caballos se posaron en el medio.
Con asombro descubrí que era el prado de mi sueño, las casas de arquitectura griega, una hoguera en el medio, una playa en el fondo, un bosque a un lado… era exacto a mi sueño.
Entonces se nos acercaron un par de personas que nos ayudaron a desmontar y a bajar nuestras cosas.
- Gracias por traernos! – le dije al que me había llevado a mí.
- No hay de qué.
- Madre mía, estos animales hablan!
- Que?
Nico se me quedó mirando, seguro que estaba dando el numerito.
- Pegasos querida! – me respondió el animal, aparentemente ofendido
- Lo ha vuelto a hacer!
Nico se quedó muy serio. Casi podía ver como su cerebro se ponía en marcha.
- Hola! Creo que me toca darte el tour.
Me giré y vi a una chica alta, rubia, como de unos dieciséis o diecisiete, de ojos grises. Al ver a mis hermanas puso cara de sorpresa.
- Caray! Si sois tres! Como os llamáis?
- Soy Amy Sheperd, esta es Michelle y la pequeña es Sarah, somos hermanas.
- Ya veo, os parecéis mucho. Yo soy Annabeth.
- Tu también haces arco iris como el novio de Amy? – le preguntó Michelle curiosa.
- Michelle, que Nico no es mi novio! – le respondí roja como un tomate.
- Si, se hacer arco iris, si quieres luego te enseño. – Le respondió Annabeth con toda la tranquilidad del mundo – Cuántos años tienes?
- Seis! – respondió ella orgullosa.
- Acabáis de pulverizar mi record!
- Tu qué?
- Hasta ahora tenía el record de mestiza más pequeña en llegar al campamento, siete años, pero tus hermanas lo han superado. – me explicó sonriendo. – Cuanto tiempo tiene la pequeña?
- Tres meses.
- Tu record sí que no lo bate nadie! – dijo, dirigiéndose a Sarah.
- Dices que nos das un tour no? – la vi asentir – La primera parada puede ser el desayuno?
- De hecho ya casi es hora de…
Sus palabras quedaron ahogadas por el ruido de un cuerno.
- Si, es hora de desayunar. – me dijo.
Volver arriba Ir abajo
lora_26
Mortal que ve en la niebla
Mortal que ve en la niebla
avatar

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 01/11/2012
Edad : 21
Localización : En una hamaca, con un buen libro en la mano

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   24/04/13, 03:07 pm

esta chulo, tengo un par de "ideas" sobre hacia donde ira la historia... no puedo esperar a comprobar si he acertado:) sigue!!
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   25/04/13, 04:24 pm

esta bastantee bien, pero no entiendo el porque no llevan las mochilas consigo en los pegasos, me ha parecido extraño jajaja, pero bueno por lo demás genial, asi que continuaa pronto! Smile

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   27/04/13, 01:35 pm

Ahí va el quinto tongue
Gracias por comentar!!
:xdfe:

CAPÍTULO 5
Annabeth nos guió hasta un gran comedor lleno de gente, debía de haber como doscientas personas.
- Antes nos sentábamos separados por cabañas, pero había solo doce mesas, al crear las nuevas cabañas se añadieron unas cuantas mesas más, pero como no cuadran a mesa por cabaña cada uno se sienta donde quiere. – nos explicó.
Se puso de puntillas para ver mejor las mesas y saludó a alguien al fondo del comedor, parecía realmente contenta.
- Hoy es el segundo día de campamento, ya casi todo el mundo ha cogido sitio fijo con sus amigos. Tú te llevabas bien con Nico no?
- Si.
- Pues ven, hoy te sientas con nosotros.
Diciendo esto agarró de la mano a Michelle para que no se perdiera en ese mar de gente y me indicó que la siguiera. Atravesamos el comedor hasta llegar a una de las mesas del fondo. Ya estaba ocupada por cuatro personas: una chica pelirroja de la edad de Annabeth, más o menos; un chico de pelo y ojos marrones con una especie de… cuernecitos en la cabeza; el chico al que despertamos con el mensaje de la manguera y Nico.
- Hola chicos, me he traído a unas amigas. Podéis hacerles un huequito? – dijo Annabeth, sentándose al lado del chico de pelo negro.
- Claro, siempre hay sitio, donde caben cinco, caben ocho. Soy Rachel – dijo la pelirroja, a la vez que todos se movían de sitio para que nosotras entrásemos.
- Yo soy Grover, encantado – dijo el de los cuernitos, tendiéndome la mano.
- Nosotras somos Amy, Michelle y Sarah. – dije, estrechándole la mano.
- Yo me llamo Percy – dijo sonriendo el de pelo negro – Tu eres la del mensaje de esta mañana, no?
- Si, perdón por despertarte.
- Nada, nada, ya casi era hora de levantarme, de todos modos. – me contestó.
- Nico, no seas sinvergüenza, ni siquiera vas a presentarte? – dijo Rachel.
- Es que a mí ya me conoce. A que si Amy? – dijo, sonriendo divertido.
- Si, Nico sabe hacer colores con las mangueras, es genial! – soltó Michelle, adelantándose a mi respuesta. – Y me dijo que si soy buena me va a enseñar. A que si Nico? Me encanta el novio nuevo de Amy!
Otra vez el mismo temita.
- Michelle! Que de dije?
- Que no sois novios. – Dijo decepcionada – Aún.- Añadió sonriendo.
Los demás parecía que se estuviera aguantando la risa, mientras Nico me miraba con cara de “A ver qué respondes a eso”.
- Bueno, – intervino Annabeth – nunca digas nunca!
- Habla la voz de la experiencia. – añadió Percy, riendo y dándole la mano a Annabeth. – Nos conocimos a los doce y fuimos amigos por mucho tiempo, demasiado, hasta que, como unos cuatro años después, le dije que me gustaba.
Seguimos hablando hasta que nos trajeron todo un surtido de bollos y galletas y un tazón vacío, al que me debí de quedar mirando con cara de no entender, porque unos segundos después Nico me dijo:
- Mira, lo que tienes que hacer es pedir lo que quieras y se rellena solo, pidas lo que pidas, si se bebe, aparece ahí, menos cosas con alcohol, eso no se puede.
Me quedé mirando la taza y pedí un Cola – Cao, observé asombrada como mi tazón se rellenaba. Entonces Sarah comenzó a quejarse y recordé una cosa.
- Oye, Nico, si pides un biberón… Aparece también?
- No sé, prueba.
Probé y, efectivamente, el tazón se convirtió en un biberón, así que se lo di a Sarah, y nada más acabar, pese a todo el ruido que había, se quedó dormida. Comencé a tomarme el desayuno (con una sola mano, eso sí), cuando me di cuenta de que todos en la mesa nos miraban a mí y a mis hermanas, o más concretamente, a algo encima de nuestras cabezas.
- Que pasa?
- Emmm… Mira arriba – me indicó Nico.
- Que es eso?! – dije sorprendida, al ver algo así como un holograma de un tenedor verde sobre mi cabeza, al fijarme vi que había otro encima de Michelle y otro sobre Sarah.
- Eso significa que tu padre te acaba de reconocer. – me explico Nico.
- Y es…
- Salve Amy, Michelle y Sarah Sheperd, hijas del Dios del mar. – Contestó, a la vez que hacía una reverencia, un hombre en silla de ruedas.
- Pero… pero el Dios del mar era Poseidón no? – pregunté sorprendida.
- Si – contestó Percy – y, por lo visto, yo soy tu hermano.
- Suenas a Star Wars! – exclamó Michelle.
- Michelle, cielo, creo que eso va en serio. – le dije.
- Totalmente – contestó Percy, curiosamente, parecía contento – Vamos a poner tu equipaje en la cabaña, venga.
- Yo os ayudo. – dijo Nico levantándose de la mesa – no te imaginas la de cosas que han traído.
- Claro, vamos.
Al final todos en la mesa se ofrecieron para ayudarme a llevar las maletas, así que cogimos las bolsas, que seguían a mi lado en el suelo del comedor y nos dirigimos a uno de los edificios más grandes, que parecía hecho con piedras del fondo del océano, Percy abrió la puerta, metió las maletas y nos dijo:
- Ala, elegid litera, la única cogida es esa de allí al fondo.
La casita era bastante grande y tenía cuatro literas, de las cuales una, la de Percy, supongo, estaba deshecha, tenía un montón de ropa sucia esparcida alrededor y un par de fotos pegadas en la pared a su lado.
- Emmm… perdón por el desorden, yo es que no suelo ordenar si no es necesario, la verdad.
- Yo tampoco. – le dijo Michelle – pero no es que sea desordenada, es que mi ropa se enamoró del suelo. Quién soy yo para separarlos?
- Cierto, pero tener las cosas así no está bien. Creo. Se supone que los hermanos mayores dicen cosas así. No? – dijo, mirándome, como esperando la confirmación.
- Si, lo hacen.
- Bien. Genial. – parecía como perdido, como si no supiera exactamente qué decir.
Me dirigí a la una de las literas del fondo y tumbé a Sarah, no creía que tuviesen cunas. Elegí una de las literas de arriba y coloqué mi mochila encima, mientras veía a mi otra hermana elegir una de las literas de abajo.
Los amigos de Percy se fueron despidiendo, todos deseándome buena suerte, Rachel me dijo que si necesitaba niñera ella me ayudaba, Nico me señaló su cabaña y me dijo que si quería algo le avisase y Annabeth me dijo que si quería me podía ayudar con los entrenamientos.
Al final nos quedamos los cuatro solos.
- Y… en esta cabaña no vive nadie más? – pregunté a Percy.
- Normalmente no, pero a veces se pasa Tyson, mi… nuestro medio hermano, es un ciclope, sabes?
- De los de un solo ojo?
- Si
- Guay.
- Donde vivías antes de venir al campamento?
- En Washington, con mi abuela. Tu?
- En Manhattan, con mi madre y mi padrastro. Como es que vives con tu abuela?
- Mi madre murió hace mes y medio. Se llamaba Leila Sheperd, era la mejor madre del mundo, pero su coche chocó contra un árbol al que eso le daba igual.
- Lo siento Amy, de verdad.
- Puedo pedirte algo? – le pregunté, viendo a Michelle tumbada en mi cama jugueteando con mi MP4, sin escucharnos.
- Claro
- Si quieres preguntar algo sobre mi madre, pregúntame a mí, no se la menciones a Michelle. Vale?
- Claro, vamos a entrenar?
- Vamos.
Dejamos a Sarah y Michelle con Rachel, que parecía encantada y prometió enseñar a Michelle a hacer pompas de jabón, y fuimos a la Arena de entrenamiento. Descubrimos que no soy un genio con la espada, pero el cuchillo se me da algo mejor, que dejarme disparar con arco es peligroso y que no soy un genio en la lucha cuerpo a cuerpo, según la instructora, es porque soy muy bajita para eso.
- Descansa, mañana es la captura de la bandera, Ares contra Poseidón, tienes que ayudarme con las alianzas, reclutar cabañas para unirse a nuestro equipo, ya sabes.
- Vale.
Nos fuimos todos a dormir y fin de la conversación.
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   05/05/13, 08:43 am

Gracias por la espera! Como esta semana tuve mucho tiempo y un brutal estallido de imaginación os dejo tres capítulos!

CAPÍTULO 6
Nada más despertar, como a las nueve, me di cuenta de que Percy, alias “mi nuevo hermano mayor”, no estaba en la cabaña, por lo visto decidió no despertarnos, asique creo que llego tarde al desayuno.
Me visto a toda prisa y trato de despertar a Michelle.
- Cinco minuto… – me contesta medio grogui aún.
- Venga Mimi – le digo – llegaremos tarde al desayuno!
- Mmm… en cinco minutitos voy.
La dejo dormir hecho a correr hacia la puerta, ya le guardaré un bollito o algo. Abro la puerta y prácticamente me doy de bruces contra Nico, que parecía a punto de llamar a la puerta.
- Cuidado!
- Hui, perdón – le respondo – es que pensé… Bueno creía que llegaba tarde al desayuno!
- Casi! Por eso te venía a buscar. – me responde.
¿Será cosa mía o estaba como un tomate? Le sonreí.
- Gracias. Vamos?
- Vamos.
Me agarra de la mano y en ese momento deseo con todas mis fuerzas no estar como un tomate. Llegamos al comedor y nos sentamos con los demás. Tiro una galleta a la hoguera y pido a Poseidón, alias “papá”, que todo vaya bien y que no pase nada excesivamente malo.
Al volver a la mesa todos se ponen a hablar de la captura de la bandera, los equipos son Poseidón contra Ares.
- Oye Nico – le digo – tu ya tienes equipo?
- Pues… no
- Bienes conmigo?
- Vale! – me responde sonriendo, parece realmente encantado.
De repente una idea se me viene a la cabeza.
- Chicos, a que estamos?
- Martes – me contesta Annabeth
- No, eso lo sé, de número.
- Umm… 5 de julio.
- Mierda! – respondo.
- Que pasa? – me pregunta Nico.
- Hoy es el cumple de Michelle, casi se me olvida!
- Hay globos en el almacén – responde Percy sonriendo – y podemos apañárnoslas para hacer una tarta. A que sí?
- Solo nos hace falta distraerla. A y una vela con un 7, eso también – asiente Grover.
- Yo puedo conseguir la vela! – sonríe Rachel.
- Bueno, yo tengo una hermana de más o menos su edad – dice Annabeth – si las juntamos y se llevan bien puede ser una buena manera de distraerla.
Siento que se me humedecen los ojos, son los mejores amigos que he tenido jamás, nunca nadie se había molestado tanto en tratar de ayudarnos desde que mamá murió. Es el primer cumpleaños de Michelle que pasamos sin ella, al darme cuenta me echo a llorar. Nico parece comprenderlo, pues me saca del comedor sin soltarme la mano y me lleva a un claro del bosque. Una vez allí me da un abrazo de oso enorme y me susurra al oído:
- Sé que estás asustada y que tratas de ser fuerte por tus hermanas, pero puedes llorar, vale? A veces hace falta llorar.
- Es la primera fiesta sin mamá – consigo decir entre sollozos – la hecho tanto de menos…
- Lo sé Amy – me responde.
- Para? – le pregunto.
- El que?
- Para de doler? – le repito, mirándolo a los ojos, ojos que se vuelven tristes al entender mi pregunta.
- No, aprendes a vivir con él, pero no paras de extrañar a quién has perdido.
- Gracias por decirme la verdad, todos me dicen que para de doler, pero yo sé que no va a parar, gracias por ser sincero.
- No hay de qué. Qué te parece si entramos a hurtadillas en el almacén, cogemos unos globos y los hinchamos para la súper fiesta de tu hermana?
- Claro, vamos. – le respondo secándome las lágrimas.
Después de hablar con él me siento realmente mucho mejor, no sé exactamente por qué. Vamos al almacén y mangamos unos cuantos globos, luego nos vamos a mi cabaña, nos sentamos en mi litera y los vamos inflando. Al cabo de un rato Nico me dice:
- Sabes que esto va contra las normas?
- Robar globos?
- No, bueno seguramente sí. Me refiero a que está prohibido que haya dos campistas SOLOS, con énfasis en solos, en una cabaña. – me dice divertido.
- Es que yo vivo al límite de la ley, sabes? – le respondo sonriendo.
- Y yo que me pensaba que eras le típica chica buena!
- Ya ves, yo de buena nada. – le respondo.
Me mira fijamente, se pone colorado y vuelve a los globos. En una hora hemos llenado tanto el suelo de la cabaña que casi no se puede andar entre ellos.
Entonces llega Percy con una enorme tarta de chocolate y Rachel con la vela, Grover trae sombreritos de fiesta y Annabeth nos dice que Michelle llega en diez minutos.
Nada más entra por la puerta le gritamos a pleno pulmón:
- SORPRESA!!! FELICIDADES!!!
Jugamos a explotar globos por un rato y cuando vamos a cortar la tarta alguien llama a la puerta.
- Esperad un segundo, ya voy yo. – dice Percy.
Ba hacia la puerta, la abre y le oigo exclamar:
- Papá! Tyson! Y vosotros aquí?
Ha dicho papá, eso significa que el de la puerta es Poseidón, y que Tyson es nuestro hermano, el cíclope. Increíble.

CAPÍTULO 7
Percy se aparta de la puerta y entran dos personas. Una es un chico algo más alto que Percy, con el pelo negro enredado, vaqueros, una camiseta naranja de campista y un solo ojo del mismo color que los míos, excepto por el solo ojo se parecía un montón a nosotros.
El segundo era un hombre que andaría por los cuarenta, con chanclas, bermudas y una camisa hawaiana azul con palmeritas, tenía los mismos ojos que nosotros y el pelo despeinado. En cuanto entró en la cabaña empezó a oler como a sal, no, a sal no, a mar. Era Poseidón.
Nada más entrar él, Rachel, Annabeth, Grover y Nico se inclinaron. Yo me quedé helada en el sitio. Madre mía, mi padre, nada menos que un Dios del Olimpo, había venido a conocernos.
- Cuantas veces os he dicho que no os inclinéis? – dijo divertido.
- Papá, y tu por aquí? – preguntó Percy curioso.
- Bueno, no podía perderme el primer cumpleaños en el campamento de una de mis pequeñas. A que no? – dijo sonriendo.
Se acercó a Michelle y le dio un abrazo a la vez que le decía:
- Feliz cumpleaños Michelle. Te traje un regalo, ven conmigo.
La agarró de la mano y todos les seguimos hasta el prado enfrente de las cabañas. Allí había un pequeño Pegaso de color marrón. Un recuerdo se me vino a la cabeza y sin poder controlarlo solté en voz alta:
- Es normal que un caballo me haya hablado?
Todos me miraron y Percy me respondió:
- Si eres hijo de Poseidón sí.
- Menos mal! – se me escapó. En realidad no quería soltarlo en voz alta.
Michelle estaba encantada con su nueva mascota, que al pareces se llamaba Sera. Entonces mi padre sacó una bolsa de detrás del Pegaso y se acercó a Sarah diciendo:
- A ti también te traje algo sabes?
Sacó un peluche con forma de caballito de mar de la bolsa y se lo dio. Sarah le sonrió y se estiró hacia él.
- Quiere que la cojas en brazos. – le dije – Quieres cogerla?
Parecía encantado, así que se la pasé, nada más estar en sus brazos Sarah echó a reír y le agarró la nariz con una de sus manitas, Poseidón reía también. Entonces me miró y me dijo:
- Amy, hija, estoy orgulloso de ti, eres muy fuerte, sabes? También a ti te he traído un regalo.
Mientras decía esto metió la mano en uno de sus bolsillos y sacó dos pasadores para el pelo con un adorno en forma de flor en cada uno y me los puso en la mano.
- Pon uno en cada mano y aprieta las flores, pero con cuidado, a ver donde apuntas!
Seguí sus instrucciones y de cada pasador surgió un cuchillo. Era un regalo impresionante, vi que aún tenía los adornos de flor en la empuñadura y los apreté, inmediatamente volvieron a ser pinzas. Me las puse en el pelo y dije:
- Gracias papá, seguro que me acaban haciendo falta, y son muy bonitas.
Él sonrió y me abrazó, al parecer tenía que irse, se despidió de nosotros y nos deseó suerte con la caza de la bandera.

CAPÍTULO 8
A las seis y media, después de media hora y bastante ayuda de Percy conseguí ponerme la armadura griega para jugar a la bandera.
Habíamos hecho equipo con Atenea, Hades, Hefesto, Deméter y algunos dioses menores. Nos tocaba contra Ares, Afrodita, Apolo, Dionisio y un par de dioses menores también.
Cada uno tenía su grupito con su misión, yo estaba en un grupo con Nico, un chico de Atenea y una chica de Deméter, se supone que teníamos que ir por la derecha, dentro del bosque aunque visibles, y dirigirnos a la bandera, éramos el señuelo.
Michelle y Sarah aún eran muy pequeñas, así que las dejamos con Quirón, el cual era medio caballo, al verlo de pie, sin su silla de ruedas por primera vez, casi me da un patatús.
Nico me deseó suerte y me ayudó a ponerme el casco. La verdad es que parecía un poco ridícula correteando con dos pinzas en la mano, así que las abrí enseguida.
Nos colocamos en posiciones y Nico me dijo:
- Cuando se oiga el cuerno vamos a correr, vale? Corre lo más rápido que puedas y no te separes de mí.
- Echo. – le contesté, lo último que necesitaba era que me pillaran sola, sin nadie para ayudarme.
El cuerno sonó y eché a correr detrás de los de mi grupo. En escasos segundos estábamos casi rodeados por los de Ares, que eran puñeteramente buenos con las espadas. Aguanté lo mejor que pude y di las gracias mentalmente a mi padre por tener dos cuchillos, lo cual es tremendamente útil cuando tienes que resistir las envestidas de dos personas a la vez.
En el último momento me despisté y recibí un golpe tremendo en la cabeza, mientras me desplomaba en el suelo pude oír el cuerno que anunciaba un ganador. Después me desmayé y ya no oí nada más.
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   26/05/13, 09:41 am

Perdón! Muchos examenes -> poco tiempo para escribir!

CAPÍTULO 9
Abrí los ojos y lo primero que vi fue algo blanco, una pared, las sábanas de la cama donde estaba tumbada eran blancas también. Luego vi por el rabillo de ojo a alguien sentado en una silla a mi lado, ese alguien se levantó y me habló, era Nico.
- Menos mal que estás bien Amy, no sabes el susto que me… que nos diste.
- Donde estoy? Qué pasó? – le pregunto confundida.
El me pasa un vaso de agua y me lo hace beber, luego me cuenta que uno de los chicos de Ares me dio un golpe tremendo y yo caí redonda.
- Debería haberte ayudado más, verdad? – me dice.
- No, no pasó nada, vale? Oye, qué hora es?
- Bueno… las once de la noche.
- Me he pasado cuatro horas desmayada? – le pregunto sorprendida.
- No – me responde incómodo – fue un día y cuatro horas.
- Madre mía! Y como estás tú aquí si es tan tarde?
- En realidad no me fui desde que te trasladaron a la enfermería.
Pude ver que era verdad, pues aún llevaba la armadura, tenía el pelo revuelto y unas ojeras enormes.
- Se te ve fatal Nico, yo ya estoy bien, de verdad, deberías ir a tu cabaña, ducharte, cambiarte y dormir un rato.
- No sé. – dice – A lo mejor luego empeoras, sabes? Prefiero no dejarte sola.
- Pues al menos duerme, no? – le respondo.
- No se… Es que tengo el sueño súper pesado y si pasa algo…
Entonces se me ocurre una idea, probablemente una de las más estúpidas que haya tenido, pero no importa. La cama es bastante grande, así que me aparto para hacer un huequito, levanto un cacho de manta y le digo:
- Anda, entra, así si pasa algo te despierto y puedes dormir un rato.
- No se… – dice – Seguro que no te importa?
- Segurísimo. – le contesto.
Se mete en la cama, se tapa y me abraza.
- Nico. – le digo.
- Que?
- No tires de la manta, vale?
- Vale.
Al cabo de un rato nos dormimos.
Nada más despertar oigo una especie de risita ahogada, al principio no lo entiendo, pero luego me doy cuenta de que a lo mejor es porque Nico y yo seguimos abrazados. La risita sigue, así que abro los ojos.
Resulta que el que se ríe es Nico.
- De que te ríes tu, a ver? – le pregunto algo cabreada
- De ti, que resulta que te partes de risa en sueños.
- Vale ríete, pero bajito que quiero dormir.
Dicho esto me vuelvo a tumbar y cierro los ojos. Cuando estoy a punto de dormirme le oigo susurrar:
- Dulces sueños Amy
No soy capaz de decidir si lo he soñado o lo ha dicho de verdad.
Al cabo de un rato me vuelvo a despertar, esta vez alguien me da golpecitos en el hombro para que me despierte. Pensando que es Nico haciendo el burro otra vez exclamo sin abrir los ojos siquiera:
- Nico, hazme el favor, ya te dije que quiero dormir, párate quieto!
- Pero es qué…
- Me da lo mismo! – exclamo sin escucharle, a la vez que lo empujo, tirándole de la cama.
Puedo oír perfectamente el batacazo que se da contra el suelo al caer y su exclamación de dolor, junto con unas risas, que evidentemente no son de Nico, que sigue quejándose por el golpe.
Al fin me decido a abrir los ojos y veo a Annabeth con un baso en la mano partiéndose de risa. Al fin se controla lo suficiente para pasarme el vaso.
Me bebo lo que hay dentro y sabe a batido de fresa. Nico me mira con cara triste.
- Si llego a saber que me ibas a tirar así no te despierto!
- Yo… perdón! – le dije.
Nico comenzó a reír también y su risa era contagiosa, así que al final acabamos los tres riendo.
Conseguí mandar a Nico a su cabaña para ducharse y cambiarse de ropa, no sin muchas quejas por su parte y la promesa de Annabeth de no dejarme sola ni un minuto.
- Se le ve muy preocupado por ti, no? – dice Annabeth.
- Supongo.
- No fuimos capaces de sacarlo de aquí hasta ahora.
- Ya, me lo dijo.
- Se preocupa mucho por ti, no solo cuando estás mala, sabes?
Al fin veo por dónde van los tiros. Pienso rápido y cambio de tema.
- Ya. Oye, repiten curso muchos mestizos?
- Si, por lo de la dislexia y tal. Por?
- Es que esta es la segunda vez que cursaba 1º de ESO.
- A. Por eso cumples los catorce este mes?
- Si. Espera, como lo sabes?
- Aaaa… por nada. – me contestó, sabía que me ocultaba algo, pero lo dejé pasar.
Entonces alguien llamó a la puerta. Resultó ser una chica enorme que se presentó como Clarisse, jefa de cabaña de Ares, y dijo que sentía que hubiera acabado en la enfermería por culpa de un campista de su cabaña, me preguntó que tal la cabeza, le contesté que bien y se fue enseguida.
Quirón se pasó y me dijo que podía volver a mi cabaña, pero me aconsejó algo de reposo. Cuando Nico volvió parecía encantado de que estuviese mejor y vino conmigo.
Como dos horas después conseguí estar sola un rato, que aproveché para ducharme y lavarme el pelo y cambiarme de ropa. Al ver que me sobraba tiempo decidí hurgar un poco en mi mochila, coloqué la ropa en el armario y encontré algo al fondo de mi mochila, eran fotos.
En una de ellas salíamos mamá, Sarah, Michelle y yo en la playa, de vacaciones en Florida; en la otra salía yo, a los cinco años en mi primera obra del colegio, estaba vestida de mariquita y sonreía contenta, a mi lado estaba mamá, también sonriendo.
Rebusqué en la mochila y encontré un celo, con el cual pegué las fotos en la pared, al lado de mi cama.
Mamá había sido tan fuerte por nosotras…
Abrí la puerta y salí fuera, yo también era fuerte, además, no creo que Percy pudiera aguantar mucho más de niñero, seguro que se las hacían pasar canutas al pobre.

Nos vemos pronto!! Espero poder subir más a menudo!
Leti
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   02/06/13, 05:10 am

Estaan genial los capítuloss!!! quiero mas :c xDD quiero saber como continua la historia de nico y amy :3, escribee leti xDD o te preocupess, sube cuando puedas y estes inspiradaa ^^pero mejor si es pront, ya sabes xDDD

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   02/06/13, 06:15 am

Voy, voy!! Granias por lo ánimos Nuria! :dersa:

CAPÍTULO 10
Salí de la cabaña y no sabía muy bien a donde ir. Vi a Nico en medio del prado hablando con una de las chicas de Afrodita, luego ella le dio un beso en la mejilla y se marchó a su cabaña.
Sentí algo en el estómago, como si acabaran de meterme un puñetazo. Me di la vuelta y volví a entrar, cerré la puerta y apoyé le espalda en ella, no quería que entrase nadie, tenía que pensar.
No estaba muy segura de porqué tenía esa sensación rara, pero en unos cinco minutos sonó el cuerno indicando que era la hora de la comida, así que corrí hacia el comedor y me senté en la mesa, siendo la primera en llegar. Pocos segundos después Percy apareció persiguiendo a Michelle, que corría hacia mí gritando mi nombre. Nada más llegar a mi lado me dio un abrazo y me dijo:
- Por fin estás bien! Te eché mucho de menos Amy!
- Pero si solo fueron dos días de nada cielo! – le respondo, devolviéndole el abrazo emocionada.
En ese momento llegó Annabeth con Sarah en brazos.
- Ella también te ha echado mucho de menos, sabes? – me dice sonriendo y poniéndome a mi hermanita en brazos.
- Os extrañe tanto chicas! – exclamo abrazándolas.
Nos soltamos, se sientan todos y entonces vi a Nico viniendo hacia mí, por alguna extraña razón el corazón me latía como si estuviera corriendo un maratón.
Entonces algo pasó, Nico se desvió, solo un par de pasos, pero fue suficiente.
Se puso a hablar con esa chica de Afrodita y ambos sonreían. Mi corazón paró y yo casi paro de respirar también, instantáneamente se me quitó el hambre, pero dejé de mirarle y me senté de nuevo a la mesa.
Pensé que nadie se había dado cuenta, pero vi a Annabeth mirándome con cara de saber lo que pensaba. No dijo nada, solo me preguntó con un gesto si estaba bien. Yo asentí, pero no lo estaba.
La comida llegó y puse un pedazo en la hoguera.
-Papá, donde estás cuando te necesito de verdad?
No me di cuenta de que lo había dicho en lugar de pensarlo hasta que Annabeth me puso una mano en el hombro. Me asusté, si ella lo oyó, podría haberlo oído cualquiera.
- Tranquila – me dijo – solo te oí yo, vale? Mira, ahora no podemos, pero luego tenemos que hablar, creo que te puedo ayudar, si?
- Gracias. Muchas, en serio. – le contesté.
Volvimos a la mesa y traté de comer, para dar el pego más que nada, pero solo conseguí tragar tres bocados, así que me dediqué a remover la comida en el plato. Nico trató de comenzar una conversación conmigo como diez veces, pero yo no podía hablar, sentía como si en el momento en que abriera la boca me fuera a echar a llorar también. Al cabo de un rato Percy me miró preocupado y me dijo:
- Estás bien Amy? No estarás enferma, no?
No hablé, no me sentía capaz, solo le miré a los ojos.
- Tu hermana está bien Percy, solo está cansada, vale? – le dijo Annabeth.
Realmente ella era una grandísima amiga.
- No se… – replicó el
- Mira Percy, está bien y ya. Es mejor dejar el tema, no crees? – dice, señalando discretamente a Nico con los ojos.
- Aaah… Si, si tú lo dices será verdad. – dice él, comenzando a entender.
Al fin salimos del comedor y Annabeth viene conmigo a la cabaña, echa a Percy fuera y se sienta a mi lado en la litera.
- Amy, te voy a hacer una serie de preguntas, y quiero que me digas la verdad, vale?
- Vale, lo voy a intentar
- Cuando empezaste a estar mal?
- Al salir de la cabina esta mañana, antes de comer.
- Que viste que te hizo estar mal?
- Es una estupidez pero… a Nico, hablando con una chica de Afrodita, parecían muy contentos… No sé, es una tontería, no?
- La misma con la que hablaba hoy en el comedor?
- Si.
- Se llama Isabel.
- Vale. Te parece una tontería, no?
- No cielo, no es una tontería. A mi me pasó una vez, cada vez que los veas va a ser como un puñetazo, no te voy a mentir.
- Con quién te pasó?
- Rachel.
- Pero porqué estoy así?
- Cielo, tú estás enamorada de Nico, por eso te sienta mal verlos juntos.
La afirmación era rotunda, sin lugar a replicas, pero era cierto, ahora que podía pensar al margen del enorme rio de emociones que sentía, le veía sentido.
- Y yo ahora que hago?
- Bueno, en tres días hay una fiesta, por el aniversario de la Guerra del Titán, algo parecido a un baile de fin de curso.
Podía ver como los engranajes encajaban en su cerebro formando un plan.
- Tienes una gran idea? – le pregunto.
- Siempre tengo una. – me responde sonriendo.
Me dio un gran abrazo y me contó el plan. No era realmente un plan inmediato, ni era realmente un plan, si no una idea, una grandísima idea.

Me daré prisa para el 11!! Prometido!!
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   02/06/13, 06:20 am

De nadaa letii, gracias a tii por tu historiaaa :xdfe:
DIOOOSSSS cada dia te superas, me das demasiadaa intrigaaa, siguee :33, wiiiiiii mientras que lo escribas cuando peudas yo feliiiiiiiz ^^

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
lora_26
Mortal que ve en la niebla
Mortal que ve en la niebla
avatar

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 01/11/2012
Edad : 21
Localización : En una hamaca, con un buen libro en la mano

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   03/06/13, 03:52 pm

que cruel eres!! pobre amy... me encanta!! sigue así!Smile
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   09/06/13, 04:54 am

Ya estoy aqui otra vez! Me extrañasteis? Yo a vosotros si!! Os dejo otro capítulo!!

CAPÍTULO 11
Esa noche soñé que estaba en la oriya de una playa enorme, de arenas blancas y aguas azul cielo, llevaba el pelo suelto y un vestido blanco. La marea estaba baja y me llegaba a la altura de los tobillos cada vez que llegaba una ola, la marea comenzaba a subir, pero yo no tenía miedo. Tenía la leve sensación de estar esperando algo o a alguien. No supe cuanto tiempo pasó, pero el agua me llegaba por las rodillas y comenzaba a mojarme los fondos del vestido, pero no me importaba, entonces oí una voz llamándome por mi nombre y me di la vuelta para ver a Nico sonriéndome. Luego vino hasta mí, me tomó de la mano y me sonrió de nuevo, después se acercó un poco más y me besó.
Me desperté de muy buen humor y decidida a no esperar a que la marea me llegase a las rodillas.
Me puse mis vaqueros cortos, la camiseta del campamento, mis converse y me hice una coleta.
Obligué a Percy y a Michelle a levantarse y le di el biberón a Sarah.
Llegamos al pabellón y nos sentamos con los demás, Nico fue a hablar con Isabel otra vez, pero yo estaba de tan buen humor que me importó un pepino. Al verme tan contenta y sonriente Annabeth me dijo:
- Y tú tan contenta?
Al instante mi respuesta se convirtió en el tema más importante de la mesa, todos me miraron y yo contesté:
- He dormido genial y he tenido sueños muy… esclarecedores.
Nadie preguntó sobre el sueño y yo no paré de sonreír durante el desayuno, ni en los entrenamientos.
Luego fui a la playa, como muchas noches que no era capaz de dormir, e hice lo que también hacía en mis largas noches despierta: Concentrarme y observar como una pequeña serpiente de agua, de no más de un centímetro de ancho y tres o cuatro de alto, se elevaba entre el resto del agua, tratando de concentrarme para que fuera más grande, pero sin nunca conseguirlo. Me dio por comenzar a intentarlo un día que vi a mi hermano haciendo algo parecido y me dije “Si él lo puede hacer yo también puedo” pero soy tan cabezota que no le quise pedir ayuda.
En esas estaba yo cuando vi a Nico hablando ablando con Isabel, sentados en la playa a escasos cinco o seis metros, luego vi a Nico ponerse de pie y alejarse, sin verme siquiera.
Isabel se giró, me vio y me saludo sonriendo y yo me sentí tremendamente enfada con ella. Era muy guapa, yo no; era muy simpática, yo no; pero sobre todo ella le gustaba a Nico y yo no, lo cual era frustrante, y no era nada justo. Entonces sentí como una corriente de energía me inundaba, me puse de pie y conmigo se alzó un enorme chorro de agua salada que empapó a Isabel de pies a cabeza. Parte de mi se arrepintió de lo que acababa de hacer, la otra parte estaba demasiado ocupada tratando de aguantarse la risa, pero las dos partes sintieron como mis rodillas se volvían flanes y me desplomaba en el suelo agotada por la explosión de poder que acababa de crear.
Me quedé sentada en la arena de la playa, solo me habían visto un par de personas, lo malo era que una de ellas era Quirón. Se acercó galopando a mí, (si, galopando, era medio caballo, supongo que debería haberme sorprendido la primera vez que lo vi, pero creo que ya era imposible de sorprender) y yo ya esperaba que me cayera el castigo del siglo, pero en cambio dijo:
- Te encuentras bien?
- Yo… – estaba realmente flipando – si, si, mal del todo no estoy. Creo.
- Lizy! – dijo Quirón – Anda, ayuda a Amy a llegar a su cabaña, acaba de gastar tanta energía de golpe que me extraña que no se haya desmallado.
- Vale. – respondió la tal Lizy – Venga, vamos, que yo te ayudo.
Lizy me ayudó a levantarme y me llevó hasta mi cabaña.
- Oye Lizy, y tu… padre Olímpico quién es? – le pregunté.
- Apolo.
- A ahora lo entiendo.
- El que? – me preguntó
- Pues que Quirón te dijo que me ayudaras porque tu padre es el Dios de la medicina.
- Tiene sentido. – me contestó sonriendo.
Le sonreí, Lizy era realmente simpática. Debía de tener más o menos mi edad y tenía el pelo castaño por la mitad de la espalda y unos enormes ojos verdes. Me senté en la cama y ella se sentó a mi lado y con cara de curiosidad me preguntó:
- Amy, por qué empapaste a Isabel? En realidad me parece genial, no me cae nada bien y ha sido graciosísimo, pero a ti que te hizo?
- Nada concreto aún. – le respondí – Parece una idiotez pero… no sé, me molesta.
- Acabas de hacer lo que yo llevo dos años deseando. Lo siento, llevo aguantándome desde que la mojaste!
Dicho esto comenzó a reírse a carcajadas, por lo visto su risa era contagiosa, porque yo también comencé a carcajearme con ganas.
Unos diez minutos después conseguimos parar de reír.
Tras muchas súplicas a Quirón, un par de pucheros y las solemnes promesas de hacer poco ruido y de echar a mi hermano a patadas conseguí permiso para que un par de amigas se quedasen a dormir.
Invité a Lizy, Annabeth y Rachel.
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   09/06/13, 05:01 am

sorpresa!! Capítulo 11 !! dummy Me aburro mucho ultimamente... para alegría vuestra, supongo

CAPÍTULO 12
Eran ya las doce menos diez cuando oímos a alguien llamando a la puerta. Michelle se escondió tras mi espalda, temerosa de que fuese un monstruo.
Me levanté y abrí la puerta para ver a mi hermano en pijama con cara de sentirse un poco incómodo.
- Emmm… Está Annabeth? – pregunta.
- Claro. – le digo – Annabeth! Te llama mi hermano!
- Voy! – exclama desde dentro.
Yo me vuelvo a la habitación. Annabeth vuelve enseguida, pero hay alguien más en la puerta.
- Hola chicas! – dice Connor Stoll – Está Lizy?
Lizy se pone roja, pero sale a ver que quiere. Al cabo de un rato vuelve, parece muy contenta, asique le pregunto qué le ha dicho Connor.
- Me ha invitado al baile! – exclama feliz.
- Eso es genial! – respondo dándole un abrazo. – entonces los chicos se han asociado para pasarse a pedir o que?
- Eso parece – dice Annabeth – Percy quería lo mismo.
En ese momento se oye, otra vez, a alguien llamando a la puerta. Todas nos miramos y Rachel dijo:
- A mi no me mires, esta vez te toca a ti Amy.
Salgo a la puerta y me llevo una sorpresa. En la puerta está Nico, con un pijama negro y sonrisa incómoda.
- Hola Amy.
- Hola – respondo extrañada – Y tu por aquí?
- Quieres…venir al… baile conmigo? – pregunta, rojo como un camión de bomberos.
- No se lo pides a Isabel? – idiota de mi, no pude decir que si, tuve que preguntar.
- No, te lo quería pedir a ti.
- Ya, ya, lo… lo siento, hoy estoy un poco rara. Claro, si, voy… voy contigo.
- Genial – dijo, mientras una sonrisa de bobo comenzaba a extenderse por su cara – Te recojo a las siete y media.
- Bale, hasta mañana. – dogo sonriendo.
- Hasta mañana. Buenas noches Amy. – dice dándome un beso en la mejilla.
Mientras cerraba la puerta y me daba la vuelta sentí como se me subían los colores a la vez que todas mis amigas comenzaban a canturrear.
- Amy y Nico, debajo de un arbolito dándose besitos en sus piquitos!!
- No seáis crías! – grité, lanzándoles un cojín.
- A quién llamas tú cría?
- Te ha besado!
- Te ha invitado al baile!
- Ves? Quiere ser tu novio! – saltó Michelle muy contenta – Yo tenía razón!
- Parad ya! – les grité – Punto uno: no me ha besado. Punto dos: no quiere ser mi novio. Punto tres: no me llevéis la contraria, que como empiece a creerme lo que decís me voy a poner nerviosa y luego es peor, si?
- A Amy le gusta Nico, a Amy le gusta Ni… - comenzó a cantar Lizy, siendo interrumpida por un cojín, lanzado por mi, que le dá en toda la boca.
- Que os he dicho?!
Estuvimos hablando un rato más, pero enseguida nos quedamos fritas tiradas en las camas.
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   09/06/13, 05:05 am

Jajjajajajajajaajaja wiiiii, a empapado a Isabel, ya se lo mereciaaaa ^^, que pensara Nico de todo estoo? Nico a quien querra de verdad? tengo mis teorías, pero quieroo saberlo!! sera una noche entretenida en la cabañaa, aver que pasaa, continuaaa!! :3 :3 y sii te extrañabamos I love you

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   09/06/13, 05:07 am

Jajajajajajajajajajajajajajjaj me ha encantado el momento cojiin, wiiiiii, Nico y amy dandose besitooos :3

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
lora_26
Mortal que ve en la niebla
Mortal que ve en la niebla
avatar

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 01/11/2012
Edad : 21
Localización : En una hamaca, con un buen libro en la mano

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   09/06/13, 06:52 am

Uyy!!! ya no sé que pensar. Que le pasa a Nico??? Que se decida ya!! Smile Smile Me ha encantado este capitulo!!
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   14/06/13, 10:56 am

Hola hola!! Estoy de vuelta!!! Capítulo 13 baaaa!!!! ejejejejejejej


CAPÍTULO 13

Esa mañana desperté con un airecillo dándome en el ojo. Me pareció muy raro, asique abrí los ojos y vi a mi hermano soplándome en la cara.

- Pero que haces? – dije

- Te despierto sin hacer ruido – contestó

- Y eso?

Entonces miré a mi alrededor y vi a todas las demás durmiendo aún. Le miré levantando una ceja.

- No querrás despertarlas con un susto, no?

- Como se nota que eres mi hermana – dijo – Arriba todo el mundo!!! – gritó a continuación, provocando que todas se levantaran de un salto.

- Pero que haces idiota? Tengo sueño, quiero dormir! – dijo Annabeth, tirándose en la cama otra vez.

- Burro! – gritó Rachel, lanzándole una zapatilla.

- A ti te despertó normal!! – me dijo Lizy enfadada.

- No es mi culpa! – dije – la idea fue suya y solo suya, yo no me di cuenta hasta que empezó a berrear. Por cierto, que puñetas estás haciendo aquí Percy?

- Coger mi ropa – contestó

- Pues cógela y lárgate – le respondo – que como sigas haciendo ruido y encima despiertes a Sarah es que te mato! Venga, corre!

Al fin parecía reaccionar. Cogió su ropa del armario y cuando ya estaba a punto de salir volvió para dentro, besó a Annabeth, me revolvió el pelo y gritó, ya desde la puerta.

- Sed buenas! Adiós enana! Adiós cariño!

Cerró la puerta y se largó, pasando por alto que Lizy, en plan de coña, gritó de vuelta:

- Y al resto que nos den, no?

- No soy enana! – le respondí también

- Alguien tiene hora? – preguntó Rachel

- Voy – dije, mirando el despertador – Mierda! Son las nueve y veinte! Ya podía haber dicho la hora el idiota de mi hermano!

Desperté a las pequeñas y nos vestimos todas en un tiempo record, echando a correr hacia el comedor. Ya llegábamos tarde. Nos sentamos cuando los chicos iban ya acabando el desayuno. Como ya era costumbre mía me senté al lado de Nico.

- Buenos días Bella Durmiente! – me dijo

- Lo mismo digo.

Vi mi plato vacío y miré a mi hermano. Tenía cara de culpabilidad. Entonces Nico me dio una tostada

- Conseguí salvar esta. No es mucho, pero tu hermano come realmente deprisa, asique no me dio tiempo a más. – dijo

- Gracias!  - exclamo plantándole un beso en la mejilla – Eres grande Nico, de verdad.

- No hay de qué – responde algo colorado.

Me comí la tostada pensando si debería arrepentirme o no del beso en la mejilla. Al no poder decidirlo miré a Nico, que resultó que me estaba mirando, y al darse cuenta de que lo había pillado me sonrió y se puso aún más colorado. Por lo visto el mantel se había convertido en la cosa más interesante del mundo. Lo que daría por saber si le gustaba.

Fui a entrenar y me tocó pelea de espada contra Nico. Según nos dijeron, los dos lo hicimos bien, pero la cosa acabó con Nico tirado en el suelo y yo sentada encima de su tripa apuntándole con una de mis dagas. Según parece eso significaba que acababa de ganar la pelea.

Sin darme casi ni cuenta eran ya las cinco de la tarde. La hora de la comida me la pasé hablando con Nico, que, curiosamente, ni siquiera miró a Isabel, lo cual por estúpido que sea me animó muchísimo.

Abrí la puerta de mi armario y traté de decidir que llevar al baile. Tras mucho estrés y como media hora buceando entre las perchas encontré el traje perfecto para mí. A Nico le iba a encantar… O eso esperaba yo.
Volver arriba Ir abajo
Núria
Iris
Iris
avatar

Mensajes : 1147
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 20
Localización : En un rincón confuso donde habita el amor

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   25/06/13, 07:04 am

Estaaa geniaaal letii, como todos, perooo quiero saber que pasa en el bailee! un...dos...un..dos xDD nah es coñii, cuando puedass, y a disfrutar del veranoo! :3 que te lo mereces!! ^^

_________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
 


Spoiler:
 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   30/06/13, 08:23 am

Querida Nuria, nada me gustaría más que disfrutar del verano, pero 3º ESO es muy jodido y lamentablemente dejé 5, asique de veranito nada.
Lo siento pero aun te tendrás que aguantar la intriga un poquito más, pero enseguida subo otro
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   30/06/13, 08:26 am

Que burra soy..
Comento par subir capítulo y se me olvida subir capítulo...
más tonta y no nazco...
Bueno, es igual, ahora sí que sí


CAPÍTULO 14
Me miré en el espejo del baño por última vez, ya hiba siendo hora de que saliera, Percy se había pasado ya quince minutos pidiendo que le dejase entrar, los últimos cinco afirmando que como no entrase ya se hiba a mear encima.
Abrí la puerta del baño y salgí, para ver a Percy mirándome con cara de tonto.
- Mi hermanita ya es mayor! Que rápido crecen! – dijo en plan de coña
- O te dejas de bromitas o te tragas tus zapatos! Ya estoy suficientemente nerviosa sin que tú me histerices! – le solté.
- Vale, vale! Pero aun así estás muy guapa – me dijo – Ahora que me acuerdo: si Nico te molesta o cualquier cosa me avisas, vale?
- No lo hará – contesté
- Como lo sabes?
- Porque es Nico y ya está
Alguien comenzó a llamar a la puerta y yo corrí a abrirla, deseando dejar esa estúpida conversación.
En cuanto la puerta se abrió vi a Nico mirándome con los ojos muy abiertos. No sabía a que venía esa cara. Miré hacia abajo. Vestido blanco, chaqueta vaquera y converse negras; vale, no era muy impresionante, pero yo tampoco y me daba más bien lo mismo. Si iba a decírselo a Nico esta noche quería hacerlo siendo yo misma. Solo me había puesto algo de rímel, delineador y brillo de labios rosa, para que molestarse más? Así si pasaba de mí, al menos tendría el consuelo de que ni siquiera me había arreglado mucho por él, o eso me decía la parte pesimista de mi cerebro. Pero por la cara que se le quedó a Nico… no sabía que pensar.
- Que pasa? Me veo tan ridícula? – pregunté
- Que? No! De ninguna manera! – se apresuró a contestar – Es que… estás muy guapa sabes? Mucho, de verdad
- No te pases Nico! – gritó Percy desde dentro – Al menos no coqueteéis en mis narices tío! Que es mi hermana pequeña!
- Casi mejor nos vamos – dije
- Vale – dijo Nico
Cerramos la puerta y nos dirigimos a la fiesta. A los dos o tres pasos Nico me cogió la mano y se sentía tan bien… entrelacé sus dedos con los míos y el lado pesimista de mi cerebro se quedó mudo al fin.
La fiesta estaba cerca del bosque y todo se veía más o menos como siempre, quitando que estaba lleno de gente y había unos altavoces gigantes en una esquina.
Los más mayores bailaban mientras los pequeños corrían entre la multitud, pude, de hecho, ver a mi hermana jugando al pilla-pilla con los demás niños de su edad.
Entonces vi a Rachel correteando hacia el DJ, que era uno de los chicos de Apolo, y diciéndole algo al oído. Si estaba haciendo lo que creía iba a tener que matarla luego.
En efecto, a los pocos segundos la música para y comienza una canción lenta.
Rachel Elizabeth Dare es oráculo muerto.


Siento que sea tan cortito... Perdon!
Volver arriba Ir abajo
lora_26
Mortal que ve en la niebla
Mortal que ve en la niebla
avatar

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 01/11/2012
Edad : 21
Localización : En una hamaca, con un buen libro en la mano

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   30/06/13, 03:56 pm

Bien!! yo tambien tenia mucha intrigaa!! Pero lo has cortado en la mejor parte, eso no vale!
Volver arriba Ir abajo
Amy Sheperd
Protector
Protector
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 19
Localización : Campamento mestizo

MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   02/07/13, 06:48 am

Ya sigo, de esta ya os dejo sin intriga, que es el final. No hace falta que me mateis... estoy dándole vueltas en la cabeza a un nuebo fic, el día que me de por ponerme a escribir subo un capítulo. Os quiero muuuuuuccchhhhhoooooo!!!!!!!

CAPÍTULO 15

Todos en la pista aprovecharon la lenta para sacar a bailar a la chica que les gustaba, como en el típico baile cliché, pero a mi por una vez no me importaba ser la adolescente cliché, porque Nico me agarró la mano y me sacó a bailar.
Abrazados en la pista que los campistas habían improvisado para la ocasión, con mis brazos rodeando su cuello y sus manos en mi espalda, mis pensamientos se convirtieron en una especie de espesa gelatina difícil de procesar.
- Amy… – susurró apoyando su frente en la mía, nuestras narices rozándose, podía sentir su aliento en los labios al respirar – No tienes idea de cuanto te quiero…
- No quiero hablar – dije armándome de valor, mirando sus ojos oscuros clavados en los míos y sonriendo – quiero hacer esto. – digo, moviendo apenas mi cabeza y acercando sus labios a los míos.
Finalmente, tras recuperarse de la sorpresa, me devolvió el beso. Al principio era un beso suave, pero comenzó a besarme más fuerte hasta que al cabo de un rato acabé con la espalda pegada a un árbol. Finalmente nos separamos, tras lo que parecían unas cuantas horas, respirando con dificultad.
- De verdad que no me esperaba eso – dijo Nico sonriendo – más bien me esperaba una bofetada cuando tratara de besarte.
- A sí? Pues ya ves que no me gusta hacer siempre lo que los demás esperan que haga. – respondí plantándole otro pequeño beso en los labios.
- Entonces… – dijo – si te pido que salgas conmigo me dirás que no solo porque espero que digas que sí?
- Nunca haría algo así – respondo riendo – eres demasiado especial para mi como para llevarte la contraria en algo tan importante, sabías?
- No me digas? Entonces… te gustaría salir conmigo?
- Me encantaría! – contesté besándole de nuevo. Ahora que había aprendido lo perfecto que se sentía no pensaba dejar de hacerlo.
La noche siguió y nosotros seguimos bailando y Nico me susurraba al oído que me quería cada vez que bailábamos una lenta, yo le contestaba que también le amaba.
Los años pasaron y seguíamos bailando las lentas abrazados. Una vez nos peleamos y pasamos dos semanas sin hablar, pero volvimos juntos al darnos cuenta de lo tonto que era pelear así.
Bailamos juntos en la boda de Lizy y Connor y en la de mi hermano y Annabeth. A los veintitrés se arrodilló frente a mi en la playa del campamento y le dije que sí. Mi sobrino Luke y mi hermanita Sarah fueron los niños de los anillos.
Seguimos bailando las lentas juntos, aunque con algo más de espacio entre nosotros, cuando me quedé embarazada de mis pequeñas. Le pusimos Leila a la mayor y Bianca a la pequeña, ambas tienen el pelo negro liso de su papi y los ojos verde mar de su mami.
Al cumplir los doce Sarah se unió a las cazadoras de Artemisa, viene a vernos en Navidades y para los cumpleaños.
Los años siguieron pasando y ahora les cuento mi historia de amor a Bianca y Leila para dormir y, a veces, cuando mis sobrinos Luke y Zoe, los dos rubios de ojos verde mar, vienen a casa a dormir, se la cuento también a ellos.
Michelle es la persona más feliz del mundo con un chico que se llama Kyle, hijo de Apolo y Lizy y Connor tienen mellizos: Liam y Liah.
A mi me sigue gustando bailar las lentas con Nico, y siempre que cuento mi historia añado la frase: “Y que conste que no está bien empapar a la gente sin motivo”
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las hermanas de los ojos color mar   

Volver arriba Ir abajo
 
Las hermanas de los ojos color mar
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» "Abro los ojos, abrazo al vacío"
» Ojos Rojos, Dvdrip y DvdFull .
» Me aburro y abro este tema
» (WN) Cuando Me Miras A Los Ojos
» La Niña De Mis Ojos (nick y tu) - Romantica y alguin hotti(pocos capis hot)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Percy Jackson Spain :: Contenido del Foro :: Fan fics-
Cambiar a: